Hallan una granada en el interior del centro de acogida de menores de Hortaleza, en lo que parece ser un nuevo ataque xenófobo.

En la mañana del miércoles, entre las ocho y las nueve de la mañana, los empleados del centro de acogida de primera estancia de Hortaleza recibían una llamada anónima, que afirmaba que se había introducido una granada dentro del centro, reivindicándolo como un ataque racista con la frase ”este es el principio de la nueva España”.

Tras el aviso, las fuerzas de seguridad fueron avisadas, presentándose a los pocos minutos numerosos efectivos de la Policía Nacional, con equipos de Guía Canina y un destacamento del Tedax (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Esplosivos).

Tras trasladar a los menores a un lugar seguro, los artificieros acordonaron la zona y detonaron de manera controlada y sin daños el artefacto: una granada de mano de fabricación casera, supuestamente introducida en el centro por alguien ajeno a éste y hallada en una papelera de la cancha de baloncesto.

A lo largo de la mañana, el inspector de la Policía Nacional a cargo del caso, José María Benito, ha confirmado que se trataba de un ataque con motivación racista y xenófoba, ya que al intervenir el teléfono del centro, pudieron escuchar que el alertante anónimo afirmaba que ”esto solo es el principio de la Nueva España”.

Este ataque sucede apenas una semana después de la concentración de menos de 100 personas que tuvo lugar en Hortaleza, que convocaron grupos de extrema derecha como Hogar Social, Hortaleza Actúa y Democracia Nacional.