La Guardia Civil ha detenido a dos personas e investiga a otras ocho por la venta de más de 260.000 mascarillas no homologadas.

Los implicados habrían obtenido más de 300.000 euros con la venta fraudulenta del material en farmacias y empresas de Talavera de la Reina y Toledo entre otras ciudades, aunque no se descarta que se acaben encontrando más mascarillas defectuosas que todavía estén circulando por la zona.

Durante el mes de abril, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que una persona se estaba dedicando a la venta de mascarillas sin homologar en los ayuntamientos abulenses de Candeleda, Poyales del Hoyo y Arenas de San Pedro, y con la colaboración de los Ayuntamientos se localizó y detuvo a uno de los implicados.

Además, en la oficina que alquiló el detenido para almacenar el material, situada en Alcobendas, Madrid, se incautaron otras 7.000 mascarillas y monos también sin homologar. La operación finalizó con la última detención en Arenas de San Pedro de otra persona que era el socio y amigo del primer detenido, encargado de organizar a toda trama empresarial para realizar el proceso de compra y venta de las mascarillas.

Todavía hay operaciones contra la venda fraudulenta de material activas, pues se han detectado varios casos en las localidades de Ávila, Salamanca, Guadalajara, Gerona, Santander, Tenerife, Talavera de la Reina, Córdoba, Madrid, Barcelona, Sevilla, Cáceres o Toledo, entre otras.