Esta reducción de salario real se combina con la gran cantidad de parados de larga duración en nuestro país. 

A pesar de la supuestas cifras de recuperación, en nuestro país desde 2017 hasta ahora, el poder adquisitivo de compra del salario medio en España se ha reducido un 0,7%, es decir, el trabajador asalariado tiene de media 133 euros menos en su bolsillo, según informa Europa press gracias al Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo.

El salario medio nacional, a pesar de subir nominalmente, si seguimos su evolución descontando la inflación, percibimos una pérdida de capacidad de compra, encadenando ya 30 meses sin que suba esta capacidad. Aun así, pese a haber reducido su poder adquisitivo en los últimos dos años, esta pérdida del 0,7% del poder de compra del salario medio es la más baja en dos años.

Si vamos por comunidades, vemos la desigualdad que existe en nuestro pais, según el informe de Adecco, han visto una mejora en dos años el salario de Baleares, Galicia, Navarra, Canarias, Cataluña y, aunque muy poco también ha subido en Extremadura y Asturias. En las otras comunidades, sin embargo el poder de compra de los salarios se ha reducido en los últimos dos años, principalmente en Castilla-La Mancha, Murcia, Andalucía, La Rioja, Madrid, País Vasco, Comunidad Valenciana, Cantabria, Aragón y Castilla y León. 

El informe también señala que uno de cada tres parados españoles están desempleados desde hace al menos dos años, y pese a que esta es una cifra más baja que la del segundo trimestre de 2018, España se sigue situando como el país con mayor número de parados de larga duración, con 1,1 millones. La proporción de parados de larga duración sobre el total de parados de España es del 32,4%, sólo es superada, en la zona Europea por Grecia (50,4%), Italia (38,4%) y Bulgaria (36,8%) y se encuentra seis puntos por encima del promedio europeo (26,4%). Se puede concluir así que uno de cada cuatro parados de larga duración de la UE reside en España.