El Juzgado de lo Social número 2 de Palencia ha declarado improcedente el despido de una trabajadora de 26 años que sufrió un accidente laboral el 9 de abril, cuando llevaba aproximadamente una semana en la empresa Cabo Vírgenes España SL.

En consecuencia, la empresa deberá indemnizar o volver a contratar a la trabajadora a la que despidió dos meses después del accidente, cuando ella estaba de baja.

El accidente sucedió cuando una máquina que limpiaba le atrapó el delantal y se le enganchó en el brazo, lo que le causó una fractura abierta de cúbito y radio por la que fue operada en Madrid. Aun así, a la joven le quedarán graves secuelas. Tan solo llevaba 9 días trabajando en la empresa cuando sucedieron los hechos.

Se le dio la baja con fecha 30 de junio, a través de SMS, y sin llegar a haber firmado ningún contrato.

Según explica el abogado de la trabajadora, abrirán otro tipo de diligencias para esclarecer las causas del accidente que causó graves lesiones a su cliente.