Seis trabajadores fijos del Partido Popular del Senado y del Congreso pasarán a ser eventuales para que el PP pueda ahorrarse la indemnización, según informa la Cadena Ser.

Estos trabajadores fijos del PP contaban con más de treinta años de antigüedad, atribuidos por los responsables del partido durante la época. En la carta para el traslado al grupo parlamentario se establecía que se reservaba la plaza, categoría y nivel; sin embargo, ahora el PP afirma que son “eventuales” y les han comunicado su despido con doce días de antelación con indemnización en función del año trabajado y limitando a cuatro años su antigüedad, los que dura la legislatura.

El beneficio para el PP asciende a ahorrarse casi un millón de euros, pues lo que le correspondería pagar si fueran fijos sería casi un millón de euros y ahora que son eventuales les ha de abonar 37 000 euros, es decir, se ahorra el 96,5% de las indemnizaciones.

El PP, a modo de defensa, expone que están a la espera de un informe presentado a los servicios jurídicos de los grupos, y que se actuará en consecuencia de este informe. Pero los trabajadores niegan que se haya esperado a dicho informe, pues ya les ha llegado la notificación de despido de la Seguridad Social, además de que no les han dejado entrar en la Cámara desde el pasado 23 de mayo.

Algunos de los trabajadores advierten, según fuentes de la cadena, que pretenden llevar este despido a tribunales tan pronto como sea posible.