Grandes empresas están preparando recortes en sus plantillas debido a la crisis del coronavirus y la fuerte bajada de ingresos que se prevé en las próximas semanas. La situación económica, por lo que respecta al Ibex 35, ha llegado a niveles históricos este jueves en el que ha alcanzado caídas del 14%.

Muchas compañías ya han comenzado un aluvión de ERTE’s (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo), debido a la medida de cierre de establecimientos y comercios en aquellos lugares en los que la pandemia está más extendida. Además, otro efecto derivado del virus es la falta de suministro, especialmente en la industria.

Esto no es más que el principio, según “Expansión”, los abogados están recibiendo numerosas consultas con relación a la implementación de ERE y ERTE, por fuerza mayor, los cuales han sido pedidos en un documento conjunto entre patronales (CEOE y Cepyme) y los sindicatos (CCOO y UGT). Ante esto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha declarado que seguirán comunicándose nuevas medidas en los próximos días. Cabe señalar que, empresas como Cortefiel o Inditex ya han tomado la decisión de cerrar todas sus tiendas.

Por su parte, las restricciones de vuelos y desplazamientos de determinados países han afectado tanto a las compañías aéreas, como Air Europa o Norwegian, las cuales ya han anunciado la aplicación de ERTE’s, como a empresas hoteleras como Melià, la cual ha despedido ya a 230 trabajadores en España y se dispone a efectuar ERE’s.

En el caso de la industria, el sector más afectado está siendo el automovilístico (mueve el 12% del PIB en España) en el cual ya se han producido miles de despidos. Además, Kostal eléctrica, empresa que suministra piezas electrónicas de los vehículos a las plantas españolas, ha establecido un ERTE a sus 800 empleados, tras dejar de recibir suministros de China e Italia. A ella también se suman los cientos de despidos de Volkswagen, Nissan, Seat o Opel.