Los primeros 1.000 soldados estadounidenses en llegar a Texas, la frontera entre EEUU y México, en su despliegue en la zona de McAllen, lo hicieron el pasado viernes 2 de Noviembre. El despliegue militar no se reduce a esa cifra, según lo acordado acudirán 5.200, o incluso pueden llegar a los 15.000 si fuera necesario, según señala el presidente Trump.

Toda esta masiva presencia militar persigue un claro objetivo: contener la llegada de inmigrantes al país norteamericano. La caravana de migrantes (que actualmente se encuentra a unos 1000 kilómetros de la frontera estadounidense), partió inicialmente desde Honduras, y ha recogido a más de 7.000 personas hasta la fecha, en su paso por Guatemala y México. 7.000 personas que marchan a pie, familias enteras en la desesperación absoluta camino a Estados Unidos, huyendo de la miseria de sus países, a los que Trump recibirá con toda esa maniobra militar, para frenar lo que califica de ‘’invasión’’ que llega desde Centroamérica.

Lejos de tratar de ocultar su política, ha utilizado este asunto como uno de sus principales puntos en su campaña a las elecciones legislativas del próximo 6 de Noviembre, en las que se juega la presidencia. Utilizando el argumento básico, aludiendo y transmitiendo a toda la población esa sensación de caos que llegará a la frontera, justifica toda su práctica violenta, alentando el odio de sus seguidores hacia el movimiento migratorio.

Además de su práctica, legitimando el uso de violencia (con fuego) como respuesta a cualquier tipo de agresión, Trump acompaña su demostración de fuerza con la posibilidad de modificar por decreto la propia Constitución con tal de introducir algunos cambios en cuanto a las leyes de asilo. Tales reformas incluirían la negación de nacionalidad a los nacidos en EEUU con padres extranjeros. Medidas totalmente reaccionarias que alegan el odio desde las propias instituciones.

No es la primera vez que se movilizan todo tipo de recursos en casos como éste, pero sin duda esta es la política antimigratoria del presidente más dura hasta fecha.