El pasado martes han sido incluidas nuevas propuestas en los documentos de Unidas Podemos para negociar con el PSOE. Pablo Iglesias ha pedido a Pedro Sánchez sentarse a negociar para sacar adelante la investidura, dejando atrás los “reproches y arrogancias” y conseguir llegar a unas nuevas elecciones.

La respuesta de los socialistas ha sido negativa y el partido morado ha afirmado que la responsabilidad de una posible repetición electoral será de Sánchez, ya que Unidas Podemos “lo está poniendo muy fácil”.

Unidas Podemos ha aceptado incluso uno de los puntos clave en los que no cedió en las anteriores negociaciones para la formación de gobierno: que Iglesias no esté en el gobierno formado por los dos partidos. Esto se debe a que Sánchez le achaca a él la culpa de no haber formado un gobierno de coalición. 

Iglesias apuesta por la negociación inmediata ante la situación que puede desencadenar la repetición de elecciones: una clara victoria de la derecha ante la vacilación y fragmentación de las fuerzas de izquierdas.