La Policía Nacional detuvo a cinco personas el jueves pasado, 20 de junio, en los alrededores de Pamplona, acusadas de portar fotos de presos políticos vascos durante la Korrika del pasado abril.

Estas personas serán puestas a disposición de la Audiencia Nacional, que tendrá que decidir si el caso sale adelante, según han indicado los abogados de los detenidos. Las detenciones se habrían producido por un delito de supuesto enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas del terrorismo.

Los hechos sucedieron en la capital Navarra durante la marcha reivindicativa que se celebra recorriendo toda la geografía de Euskal Herria durante diez días por los territorios de España y Francia, en apoyo a su lengua autóctona, el euskera. Está organizada por la Coordinadora de Alfabetización y Euskaldunización (AEK) y busca recaudar fondos para su red de centros de enseñanza del euskera (euskaltegiak).

El pasado mes de mayo, otras tres personas fueron detenidas por la Guardia Civil en la Comunidad Foral, Berriozar, por el mismo motivo bajo órdenes de la Audiencia Nacional.

Por el momento se desconocen los detalles de la operación policial.