Diez de los manifestantes detenidos en la concentración “Rodea el Congreso” de 2013 en contra de la ‘Ley Mordaza’, se enfrentan a seis años de cárcel cada uno en el juicio que se celebrará el próximo 28 de noviembre.

Nueve de ellos son acusados de desórdenes públicos y atentado a la autoridad en concurso ideal con tres delitos de lesiones; el primero de los delitos supondría dos años de cárcel y el segundo, cuatro, por lo que los acusados pasarían un total de seis años en prisión.

En el caso de otros tres jóvenes, se les acusa de desórdenes públicos, por lo que a los dos años de prisión hay que sumarle otro año por el delito de resistencia a la autoridad. Según el escrito de la acusación fiscal, los encausados participaban en una concentración no autorizada bajo el lema “Rodea el Congreso”, que se desarrolló por el calles del centro de Madrid desde Neptuno hasta Sol, “donde se inició un lanzamiento de petardos y botellas”.

Por su parte, los acusados han pedido hoy la absolución, según han señalado en el comunicado: “El miércoles se celebrará un juicio contra las que seremos las primeras víctimas de la ‘Ley Mordaza’. Personas que en aquel momento teníamos entre los 17 y 23 años, y sobre los que podría pesar una pena de seis años de cárcel. Tan solo por haber participado en una manifestación, el segundo “Rodea al Congreso” que se celebró para protestar contra el proyecto de ‘Ley Mordaza'”.