Este domingo, alrededor de 10.000 personas han acudido a la manifestación convocada por SOS Sanidade Pública en protesta contra la gestión de la sanidad pública del Gobierno de Feijóo, que consideran que lleva “desmantelando” y “deteriorando” en sus once años de mandato.

Han acudido miles de gallegos junto a asociaciones, sindicatos y los partidos de la oposición “por una sanidad pública digna”, allí han pedido al Gobierno que el acceso a la sanidad es un derecho que deben garantizar y que tiene que ser “accesible, eficaz y equitativo” en toda la comunidad.

Una de las consignas más repetidas ha sido la de ‘Verín non se pecha’ (Verín no se cierra), recordando las movilizaciones que consiguieron impedir el cierre del paritorio de Verín planteado por la Xunta. Esto, según SOS Sanidade Pública, es un ejemplo de cómo se priva a las zonas rurales de los servicios sanitarios más básicos.

Desde la plataforma han asegurado que no hay “interés partidista”, solo buscar una mejora para la sanidad pública. Sin embargo, consideran que las medidas del PP no pueden garantizar un sistema de “calidad”, sin descartar llegar a hablar con el partido de Feijóo.

Reclaman al Gobierno que está “transformado el sistema sanitario en una oportunidad para las empresas multinacionales y los fondos de inversión”, además denuncian la “congestión en urgencias” y la “pérdida de calidad, capacidad resolutiva de los centros de salud”.