Los máximos directivos de las empresas del IBEX 35 cobran de media 123 veces más que el salario medio de sus empleados, según denuncia el informe Quien parte y reparte de la ONG Oxfam Intermón.

Los primeros directivos de estas sociedades ganaron 4,4 millones de euros de media en 2018, frente a los 35.810 de sus trabajadores. Si analizamos las remuneraciones de los altos directivos vemos cómo la desigualdad ha aumentado, pues el sueldo medio de este colectivo se incrementó un 6% frente a un descenso del 1,2% para el resto de los trabajadores.

Estas diferencias son más pronunciadas en Inditex, donde encontramos que el sueldo más elevado es 455 veces mayor que el salario medio, en Naturgy (Gas Natural), donde la diferencia es de 424 y en la constructora ACS, donde la diferencia es 388 veces mayor en el caso de los directivos. En cualquier caso, en 22 de las 35 empresas, el primer ejecutivo gana más de 50 veces el sueldo medio de la empresa. Las menores diferencias se registran en Aena (4), Bankia (15) y Red Eléctrica (18).

El informe también destaca que existe una brecha salarial de género de un 15% de promedio entre las empresas que cotizan en la Bolsa nacional. El Banco Santander es la empresa donde hay mayor distancia entre los sueldos de los trabajadores en función del sexo, seguida por Mapfre y Cellnex. Este último, de hecho, no incluye a ninguna mujer en su cúpula directiva.

La ONG concluye que los sectores de la industria, el financiero y el de la construcción son los más desiguales, mientras que en la otra cara de la moneda encontramos los de bienes de consumo y tecnológicos. Arcelor Mittal, IAG y Mapfre son las compañías del Ibex 35 que salen peor paradas en el informe, mientras que Acerinox es la mejor puntuada.