Al menos dos personas han muerto y tres han sido heridas por un apuñalamiento que ha tenido lugar este viernes en el Puente de Londres. El ataque finalizó cuando el atacante murió en un tiroteo a manos de la Policía, que actualmente lo investiga como un “incidente terrorista”, según los informes de las autoridades británicas.

“Puedo confirmar que este sospechoso murió en el lugar de los hechos” han señalado, concretando que “varias personas han sufrido heridas durante este incidente”.

La comisaria Cressida Dick, de la Policía Metropolitana, ha comunicado finalmente en una rueda de prensa la muerte de dos personas y que otras tres han resultado heridas por las puñaladas del atacante. El Puente de Londres ha sido acordonado por la Policía, que en primer lugar ha aconsejado a la ciudadanía que se mantuvieran alejados del sitio donde han acontecido los hechos.

La estación de tren más próxima ya ha podido recuperar la normalidad, pero aún se mantiene la presencia policial en el puente.

El jefe del Servicio de Ambulancias de Londres ha confirmado horas después de los hechos en un comunicado que “tres personas han sido trasladadas a dos hospitales de Londres después del incidente” (los heridos).

Gracias al máximo responsable antiterrorista de Scotland Yard, Neil Basu, sabemos que, al recibir la alerta por el apuñalamiento, los agentes se han presentado allí y han disparado contra el principal sospechoso.