El pasado miércoles por la tarde tenían lugar manifestaciones en el centro histórico de Quito, la capital de Ecuador, a causa del paquete de medidas económicas anunciadas por el Gobierno.

Esto llevó a la indignación de la población, produciendo choques violentos entre jóvenes manifestantes, sindicalistas y varias organizaciones de izquierda contra las fuerzas de seguridad.

Los disturbios más destacados se produjeron en el parque de El Arbolito. Después de una pausa a primera hora de la tarde, los manifestantes empezaron a arrojar piedras, palos y cohetes artificiales contra cientos de guardias de seguridad en la Avenida 6 de Diciembre. Los agentes contestaron con más de un centenar de granadas de humo, gas pimienta y gas lacrimógeno, tratando de resistir el ataque de los manifestantes.

Mientras tanto, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, destacaba este miércoles los avances en el diálogo con los manifestantes, y que la situación actual “se va a solucionar muy pronto”.