Este próximo viernes el Banco Santander cerrará un total de 176 oficinas debido al ERE firmado en junio entre este y los sindicatos. Estas 176 oficinas solo son una parte de las 1.150 que están previsto su cierre. Las siguientes clausuras previstas son el 4 de octubre, que se cerrarán 164, y el 18 de octubre, que lo harán otras 175.

El cierre de todas las oficinas tiene que estar listo para finales de año y esto afectará a un total de 3.223 puestos de trabajo, firmándose pre jubilaciones desde los 55 años hasta los 61, cobrando entre el 75% y el 80% del sueldo. A los mayores de 62 años se les abonará el equivalente a 20 días por año trabajado. Por otra parte, a los que tengan menos de 49 años se les pagará un total de 40 días por año trabajado durante 24 mensualidades a lo sumo.

Estos despidos se producen tras la noticia a principios de año en la que se mostraba el aumento de beneficio que tenía respecto al año anterior: un 18% correspondientes a un total de 7.810 millones de euros. El incremento del beneficio en España, donde se van a producir los 1.150 cierres fue de un 28%, debido al crecimiento de los ingresos tras la compra del Banco Popular.