La entidad central anunció la noche de este miércoles y por sorpresa un programa de compra de bonos públicos y privados de 750.000 millones de euros.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha aprobado el lanzamiento de un programa de emergencia para combatir la pandemia de coronavirus mediante la adquisición de activos públicos y privados con un alcance de 750.000 millones de euros, y que estará en vigor hasta finales de 2020, según ha anunciado la institución.

Se trata de un plan gigantesco que rectifica la tibieza y decepción provocada por el BCE en la semana anterior, que decepcionó a los mercados con una movilización de 120.000 millones.

Esto significa que el BCE gastará 750.000 millones de euros extra en comprar deuda pública, valores emitidos por instituciones europeas supranacionales, bonos corporativos, bonos de titulización de activos y bonos garantizados, por ejemplo, para influir en las condiciones de financiación de Estados, clientes particulares y empresas y evitar que se disparen, lo cual repercute en el crecimiento económico y en la inflación.

“Los tiempos extraordinarios requieren acciones extraordinarias. No hay límites en nuestro compromiso con el euro”, tuiteó anoche Lagarde, nada más hacerse público el programa de compras.

Por su parte, el Ibex 35 comenzaba esta sesión con ganancias, después de que ayer cerrara con una caída del 3’44%, coincidiendo con el anuncio del BCE de un nuevo programa de compras de deuda por importe de 750.000 millones de euros, ante la crisis generada por el coronavirus Covid-19.

Las subidas bursátiles se producían a pesar de la caída del 6’3% de Wall Street en la víspera y de la bajada del 1’04% de Tokio. La cotización del euro bajaba el 0’5% y se situaba en 1,085 dólares, mientras que el precio del barril de Brent, referencia en Europa, aumentaba el 6%, hasta 26,4 dólares. Los futuros sobre los índices estadounidenses oscilaban sobre el precio de cierre de la víspera. ​