El expediente de regulación de empleo que ha planteado Sniace en principio será de un máximo de 140 días (veinte semanas, a aplicar el año que viene) a 229 de los 427 trabajadores del complejo fabril de Torrelavega, pero “sin despidos”.

Así, este jueves la dirección se lo ha hecho saber al comité en la nueva reunión que ambas partes han mantenido dentro de las negociaciones iniciadas por el ERTE, del cual la compañía asegura que “no supondrá una reducción de la plantilla”.

La empresa alega en un comunicado que la medida tiene por objetivo “adecuar el ritmo de producción a la difícil coyuntura en los mercados internacionales”.

Remarcan que “lo único” que pretende el ERTE es “adaptar la producción de la fábrica a lo que se puede vender en los mercados” y hacer también “un ajuste de los precios a los costes de producción”.

La compañía química señala también que su situación se enmarca en un contexto de “crisis generalizada” en la industria cántabra -tras varios anuncios de ERTEs y EREs en diferentes empresas en los últimos meses- que afecta a “todos” los sectores de la economía de la región.