El Ministerio de Vivienda y Transportes activará esta semana la línea de préstamos del Estado de 1.200 millones de euros. Los inquilinos que tengan problemas para atender el pago mensual del alquiler de su vivienda podrán solicitarlo, debido a la actual crisis sanitaria y el estado de alarma.

El titular del Departamento, José Luis Ábalos, aseguró que los préstamos se concederán a los ciudadanos con carácter retroactivo para pagar las rentas desde el 1 de abril.

“Esta semana estaremos firmando el convenio para que la medida se aplique con efecto retroactivo desde el 1 de abril”, anunció el ministro durante su comparecencia en el Congreso sobre estos créditos, que se calcula que beneficiará a unos 450.000 inquilinos.

Esta es una de las medidas estrella del paquete de ayudas relacionadas con la vivienda, aprobada por el Gobierno a finales de marzo, para paliar los efectos de la crisis en este sector.

Además, el Ministerio firmará un acuerdo con el ICO para un plazo de hasta catorce años, por el cual se habilitará una línea de avales con cobertura estatal por el importe de 1.200 millones de euros para que, a su vez, los bancos ofrezcan créditos a los inquilinos con dificultades.

El Ministerio prepara una orden en la que se concretarán los requisitos que tienen que reunir los beneficiarios de los préstamos. No obstante, ya se ha fijado que su consecución no supondrá ni gastos ni intereses para quien lo solicite, que además contará con un plazo para devolverlo de seis años, con posibilidad de una prórroga de cuatro años más.