Las principales medidas van dirigidas a aliviar el coste laboral para las empresas de los afectados por el virus y las cuarentenas forzosas. La Seguridad Social prepara una moratoria en las cotizaciones sociales para las zonas más afectadas. Del mismo modo, el contagio por coronavirus pasa a ser enfermedad laboral.

El Consejo de Ministros ha decidido modificar la situación legal de los afectados por el Covid-19, popularmente conocido como Coronavirus, y por cuarentenas forzosas derivadas de su contagio.

A partir de ahora la infección por Coronavirus se considerará accidente laboral y no enfermedad común, favoreciendo tanto a empleados, que percibirán mayor retribución que por enfermedad común, y a empresarios, ya que la seguridad social aportará dinero para compensar la subida.

Cuando un trabajador sufre un accidente laboral cobra la baja desde el día siguiente y la prestación equivale al 75% de la base reguladora (el indicador que utiliza la Seguridad Social para calcular las ayudas y que es algo menor que el salario). Además, ese coste lo asume desde el primer momento la Seguridad Social o la mutua colaboradora correspondiente con las cotizaciones sociales que gestiona.

En cambio, cuando un trabajador cae de baja por una enfermedad común pierde su sueldo durante los tres primeros días, entre el cuarto y el decimoquinto la empresa le paga un 60% de la base reguladora y desde el dieciseisavo se hacen cargo las arcas públicas.

Esta decisión forma parte de un paquete de medidas anunciado por la Portavoz del Gobierno y también ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para paliar las preocupantes consecuencias financieras derivadas de la crisis del Covid-19, que se ha dejado sentir ya en la bolsa provocando una gran recesión a nivel mundial.

A pesar de no haber entrado en demasiados detalles, parece ser que gran parte de las medidas estarán dirigidas a aliviar el impacto a las empresas del frenazo económico. Una de las medidas ya anunciadas afecta directamente al turismo nacional, al haber ordenado la suspensión de los viajes del Inserso durante un mes.

Los contagiados por la epidemia superan ya los 2.000,. En la Comunidad de Madrid la sanidad se encuentra desbordada, mientras el Ministerio de Sanidad recomienda no viajar a todos los españoles si no es imprescindible.

El lunes pasado, en las provincias más afectadas de España se declaró el estado de “contención reforzada”: Madrid y Álava cerraban las aulas de colegios, institutos y universidades el miércoles, La Rioja se ha sumado al cierre de los centros educativos este martes.

Preguntada por la posibilidad de que se restrinja el uso del transporte, la Portavoz del Gobierno ha asegurado que si las autoridades sanitarias y los expertos lo reclaman se llevará a cabo, junto con medidas para evitar el despido de trabajadores por no poder acudir a sus centros de trabajo y para facilitar la realización de “teletrabajo” en aquellos sectores laborales donde sea posible esta práctica.