Este martes 14 de abril el Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto por el cual se ampliará hasta el 20 de mayo el plazo que tienen pymes y autónomos para presentar la declaración trimestral del IVA y el pago fraccionado de Sociedades e IRPF.

Se trata de 3,4 millones de autónomos y pymes, con una facturación inferior a 600.000 euros, el 95% del total, lo cual va a tener un impacto de 3.558 millones en su liquidez.

Lo que no se ha aprobado es que los autónomos puedan renunciar al sistema de módulos y tributen por el de estimación directa, esto se llevará a un próximo Consejo de Ministros.

Así lo hace saber María Jesús Montero, portavoz del Gobierno y Ministra de Hacienda, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que también ha destacado que “ningún autónomo y pyme con una facturación inferior a 600.000 euros deberá presentar ni pagar sus impuestos en el mes de abril, sino que con la prórroga tendrán de plazo hasta el próximo 20 de mayo.”

Concretamente, el plazo máximo que tienen este trimestre para realizar el pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades, IVA e IRPF, el cual en un inicio era el 20 de abril, se extenderá hasta el 20 de mayo. El plazo para las domiciliaciones se amplía también un mes, del 15 de abril al 15 de mayo. Todos los cargos se realizarán el 20 de mayo, incluyendo las declaraciones presentadas antes del 15 de este mes.