Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha reiterado que se garantizará el abastecimiento alimentario, a su vez descarta tanto el racionamiento durante el periodo del estado de alarma, que en principio se prolongará hasta el 11 de abril, como una subida en el precio de los alimentos.

Planas ha informado a los medios en rueda de prensa: “No hay motivo para hablar de racionamiento porque el abastecimiento de productos es prácticamente normal. Tenemos un buen sector productor, una buena industria y distribución que están garantizando un abastecimiento completo de alimentos y una reposición suficiente. Nos sentimos muy orgullosos de ellos”.

También ha señalado que el Gobierno no plantea la posibilidad de cerrar supermercados para parar la expansión del coronavirus, ya que asegura que las cadenas han adoptado las medidas de higiene pertinentes en aras de garantizar seguridad absoluta en las compras de los consumidores.

Por otra parte, y ante la alta demanda de ciertos productos básicos, el ministro de Agricultura ha garantizado que no se ha producido una subida de precios. “No se ha constatado un incremento de precios en los alimentos, y sí se ha mostrado una significativa fluidez y buen funcionamiento del mercado”, ha querido destacar.