La propuesta que está ultimando el gobierno contempla la suspensión del alquiler durante dos meses. Podrán acceder a esta nueva medida quienes se hayan visto afectados por la pérdida de su empleo, reducción de jornada, un ERTE o por “deberes de cuidado”.

Incluirá a autónomos y pymes con una “caída sustancial” de ingresos, así como los alquileres de oficinas para ellos de forma que la carga económica de los trabajadores perjudicados se reduzca.

De momento, el ejecutivo está debatiendo esta medida en conjunto con otras para un nuevo paquete de ayudas que contempla la suspensión del alquiler por un periodo de dos meses, aunque se podrá acceder a una prórroga hasta el mes siguiente a la finalización del estado de alarma.

En cuanto a los arrendadores, se compensará con el 100% del valor de la mensualidad en caso de que posean hasta 2 inmuebles, sin embargo, para aquellos que posean más de 8 no serán considerados “pequeños caseros” y solo recibirán un 5%.

Otra de las medidas que están sobre la mesa es la de una renta mínima universal para todos aquellos afectados por la crisis sanitaria que no hayan podido acceder a ninguna otra prestación. Esta renta está destinada por tanto a aquellas personas con bajos ingresos o ingresos que se hayan visto notablemente reducidos por la crisis.

Las aprobación de las medidas se propondrá el viernes en el consejo de ministros pero, debido a su complejidad y a las tensiones entre los ministros del PSOE y de Unidas Podemos se prevé que finalmente sean aprobadas el martes que viene.