Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), quien ha coordinado la gestión de la información cara al público del desarrollo de la pandemia, ha admitido que la cifra exacta de los fallecidos por el coronavirus será “difícil” de conocer.

Así lo ha reconocido ante la prensa, tras la reunión diaria del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus. A raíz de que en Cataluña se haya modificado la contabilización de fallecidos por medio de los datos aportados por las empresas funerarias, incrementando así las cifras de los fallecidos.

Sobre lo cual Simón ha especificado que contactará con las autoridades sanitarias catalanas, para concretar si los nuevos fallecidos contabilizados habían sido diagnosticados de COVID-19 previamente, ya que, como ha añadido, de momento solo conoce las circunstancias publicadas en la nota de prensa de las autoridades catalanas.

Detallando más, Simón ha declarado que “ni teniendo unas muy buenas estadísticas vamos a poder tener una cifra real de fallecidos por coronavirus. Nosotros contabilizamos todos los muertos a los que se le han hecho la prueba y que son los que nos notifican las comunidades autónomas”, es decir que los datos oficiales del ministerio de sanidad en cuanto a los fallecidos son facilitados por las diferentes comunidades autónomas y sólo en base a quienes ya habían sido diagnosticados de coronavirus.

Además, ha concluido señalando que las cifras que se están teniendo de momento “no son para nada las que nos gustarían tener” y que aún restan al menos una semana o una decena de días hasta que el número de muertes por coronavirus deje de ser “superior al deseado”.