El president de la Generalitat, Quim Torra, recalca al vicepresidente catalán y coordinador de ERC, Pere Aragonès, que el Govern no asume el acuerdo entre ERC y PSOE para la investidura y le recuerda que no es posible negociar nada con el futuro Gobierno central al margen del Govern.

En una reunión que ha tenido lugar este jueves en el Palau de la Generalitat, el presidente Torra ha pedido explicaciones a Aragonès sobre el mencionado pacto entre ERC y PSOE y ha defendido que en el caso de que el pacto reciba el aval del Consell Nacional de Esquerra y se opte por la abstención en la investidura de Pedro Sánchez, no tendrá “el visto bueno” del Govern.

Según fuentes de Vicepresidencia de la Generalitat, Aragonès le ha propuesto al presidente catalán defender juntos la autodeterminación y la consulta ciudadana en la mesa de negociación con el Estado, la cual ha sido acordada dentro del marco del pacto entre ERC y PSOE.

Fuentes de Presidencia han indicado que si en un futuro esta mesa de negociación entre la Generalitat y el futuro Gobierno español es convocada, será el Govern quien acuerde el contenido de dicha reunión y no un partido y de forma unilateral.

Las mismas fuentes han señalado que la posición “común” de los socios del Govern, de la que Torra ha asegurado que no se “moverá”, son el comunicado conjunto del ejecutivo catalán respecto a la sentencia del procés, la declaración de Llotja del Mar o el pronunciamiento de la Asamblea de Cargos Electos en el sentido de “ejercer el derecho a la autodeterminación, el fin de la represión y la amnistía”.

Por ello, Torra ha insistido en que “la votación clara sobre la independencia” deberá ser incluida y permitida en estas negociaciones con el Estado.