Según dicta la última estadística de Tinsa IMIE General y Grandes Mercados, el precio medio de la vivienda este noviembre en España se ha incrementado un 3’7 % respecto al mismo mes del año pasado.

Este estudio desvela, además, que las Islas Baleares y Canarias, seguidas de las grandes ciudades, son las regiones donde más ha subido el precio de los inmuebles. Comparando las cifras actuales con las que cerraban el pasado 2018, el precio medio del país acumula una subida del 2’4%, siendo la media mayor en las regiones más cotizadas.

Nuestras islas y nuestras capitales superan esa media nacional y sitúan este repunte total en una subida del 6’2% y del 3’6% . Rafael Gil, director de los citados servicios estadísticos en Tinsa, ha asegurado que “nos encontramos en un contexto de moderación, como lo demuestra el hecho de que el índice general de precios de noviembre sea muy similar al de los dos meses previos.

Sólo los territorios insulares registran una variación anual media durante 2019 superior al 5%”. La variación media insular despunta con respecto al de regiones, Islas Baleares y las Canarias llegaron este noviembre a la más alta variación anual, de un 11’3%, mucho más elevada que las grandes metrópolis, cuyo valor de aumento ha llegado hasta el 4’6% en este último año.

Muy por detrás, la subida del 1’3% de los asignados en el estudio como “resto de municipios”, es decir, las pequeñas localidades y la subida, menor aún, del 0’3% del precio en la costa mediterránea. Desde la crisis del 2008 y la bajada drástica de la propiedad inmobiliaria, el precio medio de la vivienda ha incrementado un 16’8%.

Más concretamente, de nuevo a la cabeza de esta subida: Baleares y Canarias que han experimentado la mayor inflación, del 29’1%. Por detrás de ellas, las capitales y grandes ciudades con un incremento del precio de 26’8%, la costa mediterránea sumando un 15’8%, las áreas metropolitanas con un aumento del 13’6% y finalmente el resto de municipios, donde esta subida ha sido menor del 5’5%.