Este martes 21 de enero, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-ley de medidas urgentes por el cual el salario del funcionariado subirá en un 2% con carácter retroactivo desde este 1 de enero.

Esta subida base podría aumentar en un 0’3% según la decisión de las diferentes administraciones, gracias a fondos adicionales, y también podría incrementarse hasta un 1% más, dependiendo de la resolución del PIB del pasado 2019, dato que se sabrá a partir del mes de mayo de este año, aunque el Gobierno no espera ningún alza más, acorde a sus previsiones, según lo ha asegurado la ministra de Política territorial y Función pública, Carolina Darias.

La ministra ha querido hacer hincapié en que este nuevo ejecutivo es “un Gobierno que cumple con los compromisos”. También ha declarado ante la prensa que este aumento salarial de los empleados públicos, que según Dario afectará a 2’5 millones de empleados públicos, era de los primeros decretos que quería hacer cumplir Sánchez y, en general, “absolutamente prioritario para el Gobierno”, señalando la “dedicación, profesionalidad y vocación de servicio de los empleados públicos” desde su parecer.

María Jesús Montera, portavoz del Gobierno y Ministra de Hacienda, también ha declarado sobre el tema, asegurando que estos funcionarios son la “prioridad” porque constituyen “la base del Estado de Bienestar y contribuyen con su esfuerzo personal a la defensa y sostenimiento de los servicios públicos”.

Esta subida salarial se deriva del II Acuerdo para la mejora del empleo público pactado el 2018 por el ejecutivo de Mariano Rajoy y los principales sindicatos de los empleados públicos CSIF, CC.OO. y UGT, que ya previó el alza del 2% más un 0’3% de fondos adicionales para este 2020.

Acorde a esto los diferentes sindicatos, CSIF, UGT y CCOO han elogiado al nuevo gobierno y han aplaudido la aprobación de esta subida, celebrando además que ésta se aplique con carácter retroactivo desde el primero de enero.