Los trabajadores, apoyados por algunos representantes sindicales, se concentran a las puertas de los madrileños juzgados de Plaza de Castilla, en apoyo a los afectados por la negligencia del caso del amianto en el metro, y pidiendo al suburbano que “asuma la que es su responsabilidad”.

La investigación judicial del caso del amianto de Metro de Madrid da por fin comienzo tras varios retrasos, el pasado jueves arrancó con las declaraciones de los afectados; es decir, trabajadores de la empresa pública que estuvieron expuestos al amianto y familiares de los fallecidos a causa del material. Se sabe que la compañía ocultó durante décadas la presencia del mismo.

Hasta el momento, seis trabajadores tienen reconocida la asbestosis; cuatro de ellos han fallecido. Por ello, la Fiscalía investiga a siete responsables de Salud y Prevención del suburbano a quienes acusa, entre otros cargos de gravedad, de homicidio imprudente.