El Ministerio de Trabajo estudia medidas para elevar la edad de jubilación con la justificación de garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones de los años venideros. “Es necesario retrasar la edad efectiva de jubilación un año para que sea efectivo en 2048”, ha señalado Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social. Este año, la edad ordinaria de jubilación subirá a los 65 años y ocho meses de los 63,7 actuales, y esta propuesta cuenta con que para 2027 la edad efectiva de jubilación alcanzará los 67 años.

Esta propuesta de la Seguridad Social y de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) busca reducir el déficit estructural del sistema de pensiones abordando la sostenibilidad del sistema y la forma de reducir dicho déficit. Desde el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social se estima que el déficit de la Seguridad Social actualmente ronda los 18 000 millones (1,6% del PIB).

Desde las instituciones se busca el consenso con los sindicatos y la patronal para encontrar “fórmulas flexibles” que pongan en marcha y den vía libre a esta propuesta. Cabe también añadir que la AIReF solicita elevar el número de años que se utilizan para el cálculo de la pensión hasta los 35 años, lo cual ha sido valorado positivamente por el ejecutivo.

En cada legislatura la edad de jubilación aumenta, el trabajo va siendo más precario, condenándonos a una servidumbre en manos de los grandes empresarios, y según van atrasando nuestra edad de jubilación, las pequeñas subidas de pensiones resultan irrisorias para afrontar los gastos del día a día.