EL Govern alertó hace unos días de que dos de cada tres contratos temporales revisados en Ibiza estaban en fraude de ley, a pesar de que se ha puesto en marcha por quinto año consecutivo el Plan de Lucha contra la Precariedad Laboral, que ha permitido mejorar las condiciones de unos 1.600 trabajadores.

Durante los pasados meses de julio y agosto diez inspectores visitaron las Pitiusas, en concreto 332 empresas de Ibiza y 82 de Formentera. Debido a esas inspecciones, 1.214 contratos temporales se convirtieron en indefinidos en Ibiza, es decir, un 65’3% de todos los revisados.

En el caso de Formentera, 184 contratos fueron los transformados en indefinidos, un 31% de los supervisados.

Con las inspecciones de este 2019, las condiciones de 30.700 trabajadores han tenido que ser mejoradas por los empresarios desde 2015 en Baleares, 3.727 en el caso de Ibiza.

En cuanto a la parcialidad, en Ibiza han tenido que ser ampliadas las jornadas de 92 contratos a tiempo parcial, lo que supone un 17% de las inspeccionadas, mientras que en Formentera tres contratos a tiempo parcial.