Los partidos nacionalistas de Esquerra Republicana (ERC) y EH Bildu, junto a la CUP, ya han comentado que no irán a la ronda de consultas que empezó Felipe VI sobre la sesión de investidura.

La de nuevo presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha ido hoy al Palacio de la Zarzuela para notificar al rey la sesión constitutiva del congreso originada por los comicios del 10 de noviembre y para darle el listado con las 19 formaciones políticas que estarán en la consulta. En dicho listado no se encuentran ni ERC, ni EH Bildu, que llevan tiempo “plantando” al Jefe de Estado en la ronda de audiencia en la que participan con los líderes de los partidos sobre la posibilidad se sugerir o no un candidato a presidente del Ejecutivo, cosa que también hará la CUP.

En las anteriores consultas del rey, ERC ha argumentado su elección de no ir, en la negativa de reconocimiento al rey como intermediario y como queja contra la proclama que realizó el 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum ilegal del 1-O. El mismo discurso apoya EH Bildu que no acude a las entrevistas con el monarca ya que no son “súbditos” de una monarquía que, según sostienen, significa el “mayor símbolo del carácter antidemocrático del Estado español”.

Por su parte, la portavoz de la CUP, Mireia Vehí, ha argumentado hoy ante los medios en el Congreso que no formará parte de la ronda de consultas con el rey, ya que su formación no reconoce la monarquía como institución democrática y no deben dar cuentas de nada al Jefe de Estado.

De igual manera realizarán una conferencia política, indeterminada, a la que convocarán a formaciones políticas madrileñas y de otras partes del territorio para analizar la situación catalana y los métodos para garantizar los derechos colectivos del pueblo catalán y de los otros pueblos de España.

Por último, Junts per Catalunya sí se reunirá con el Jefe de Estado. En junio ya estuvo en la ronda con Felipe VI que comenzó tras las elecciones generales del 28 de abril, que en ese momento la realizó en sustitución del líder de lista, Jordi Sánchez, condenado por el Tribunal Supremo por el proceso nacionalista de 2017.