Esquerra Republicana ha exigido este viernes a la Hacienda Española que se encargue de investigar el patrimonio de la familia real española y sus posibles irregularidades.

Los republicanos se hacen eco de las publicaciones de los diarios The Sunday Telegraph y Tribune de Genève, según las cuales Felipe VI aparecería como segundo beneficiario de una cuenta de una sociedad offshore de Panamá.

Esta petición del partido independentista catalán se produce después de una serie de hechos que han golpeado directamente la figura de la monarquía, y especialmente la de Juan Carlos I.

Hechos como el comunicado de la Casa Real en el que Felipe VI anunciaba su renuncia a la herencia de su padre, retirándole del mismo modo el título de Rey Emérito (renunciando así a la asignación presupuestaria como miembro de la Casa); la solicitud de varios grupos nacionalistas e independentistas, este jueves, para que en el Congreso se cree una comisión de investigación parlamentaria sobre las finanzas de Casa Real; y las publicaciones de medios internacionales, según los cuales, Felipe VI consta como segundo beneficiario de una cuenta de la fundación Lucuma (sociedad “offshore” panameña) investigada por el caso de las comisiones del AVE a la Meca y que habría recibido 65 millones de euros de parte del rey saudí Abdullah.

A juicio del partido catalán, el comunicado realizado por Felipe VI admite de manera implícita la existencia del fondo en Suiza destapado durante la investigación. En concreto, la petición formal de ERC centra la hipotética investigación en el inventario de las propiedades de los miembros de la Familia Real y en que se esclarezcan los nombres de las personas administradoras o beneficiarias de todo tipo de sociedades “offshore” en las que se vean involucrados.