Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) ha anunciado este sábado que ve posible que la investidura del candidato socialista y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se produzca entre el 27 de diciembre y el 4 de enero, siempre y cuando haya un acuerdo previamente entre ambas formaciones.

Fuentes de ERC barajan la posibilidad de que en los próximos días se pueda alcanzar un acuerdo con el PSOE sobre los aspectos que Esquerra considera como básicos, entre los cuales figuran la mesa de negociación para buscar una solución política al conflicto catalán y un posicionamiento favorable a que la judicialización dé paso a una negociación política.

A este respecto, también ha hablado esta mañana el coordinador nacional del partido y vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, que ha instado a que la política desplace la “represión” y a que el partido actúe como “rompehielos” en las negociaciones de investidura. “Una nueva etapa solo se puede abrir si la política desplaza a la represión”, ha asegurado Aragonès durante el congreso nacional de ERC.

Los republicanos se mantienen a la expectativa por lo que respecta al cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que reconoce la condición de eurodiputado del líder de ERC, Oriol Junqueras, y su inmunidad como parlamentario.

La dirección de ERC quiere ver un “gesto concreto” en este sentido, y espera que la Abogacía del Estado, que depende directamente del Gobierno aunque dispone de autonomía funcional, se posicione a favor del cumplimiento de la sentencia del tribunal de Luxemburgo.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha afirmado este sábado que todos los ciudadanos del país “se merecen” acabar el año con la investidura del presidente del Gobierno para que se puedan tomar decisiones “muy pronto”.

En declaraciones a los medios tras participar en un acto del PSOE en Córdoba, Calvo respondió así al ser preguntada si confía en que la investidura de Pedro Sánchez saldrá adelante: “Tiene que haberla”, afirmó, recordando que “hemos ganado las elecciones dos veces, de manera clara y rotunda”, aunque reconociendo que los resultados de las urnas “no dan” para gobernar en solitario y que por ello es necesario acordar con otros un “Gobierno progresista”.