La semana pasada, Íñigo Errejón, cofundador de Podemos y que, actualmente, pretende presentarse dentro de la plataforma Más Madrid para las próximas elecciones autonómicas, se pasó por el barrio de Hortaleza, más concretamente por el local de la UVA, para conversar con el profesor de una escuela de boxeo popular del barrio.

A la salida del local de la UVA, cerca de un centenar de jóvenes de la organización Juventud del Frente Obrero estaban esperando a Íñigo Errejón y a sus compañeros para hacerles un escrache, gritando proclamas como “Fuera vende obreros de los barrios de Madrid” o “La lucha está en la calle y no en el parlamento”.

Los jóvenes declaran a través de su comunicado: “Desde la juventud del Frente Obrero vamos a echar de nuestros barrios a todos los políticos que se dedican a engañar a los trabajadores y a vender humo, políticos que se lucran a base de la miseria de los trabajadores y que por lo único que miran es por su sillón en el congreso”.

Esta fue la línea que llevaron durante toda la acción, echando en cara el crecimiento de las casas de apuestas en los barrios obreros y que, cada vez más, son un problema para toda la juventud, la promoción cada vez mayor de las drogas entre estos mismos jóvenes o la continuidad de los desahucios en Madrid pese a ser una ciudad gobernada por el “cambio”.

Mientras tanto los antiguos representantes de Podemos se defendían con propuestas como “destinar una parte de la recaudación de las casas de apuestas a las asociaciones de ludopatía”, sin paliar el problema de base que son esas casas de apuestas.

Los jóvenes acusaron a Errejón de ir a la UVA de Hortaleza a hacer campaña electoral por su candidatura en Madrid y aprovecharse de que vayan a echar a la gente del barrio de ese mismo local para ganar votos.

Finalmente, los representantes de Más Madrid se fueron del barrio de Hortaleza seguidos de abucheos y proclamas de los jóvenes acusándoles de vender humo a los trabajadores y de hacer falsas promesas.