matanzas yemen españa
Fuente: Ballesteros

A partir del reciente ataque de Arabia Saudí en Yemen, en el cual murieron 29 niños, han vuelto a alzarse voces críticas recordando las promesas del gobierno de Pedro Sánchez.

La venta de armas por parte del gobierno ha tenido prácticamente un solo requisito; que la nación que quisiera adquirir las armas tuviera el dinero suficiente.

Para Arabia Saudí la guerra tiene puramente intereses económicos y geopolíticos, cometiendo masacres si hace falta en contra de la población civil; además, es bien conocido por todos el trato del gobierno hacia su propio pueblo, materializado en las diferentes leyes redactadas.

La venta de armas a Arabia Saudi ha sido un negocio lucrativo y con mucho silencio por parte del gobierno, y es que, incluso los partidos que anteriormente lo criticaban cuando estaban en la oposición, ahora no hacen nada para cambiar esa situación.

En 2017, la industria española exportó material de defensa a la coalición saudí por valor de 361 millones euros, 270 de ellos a Arabia Saudí, el cual es uno de los principales aliados de ISIS, al cual financia con las armas que España les vende y demostrando que, al Estado español y a los diferentes gobiernos de este, poco les importa que se derrame la sangre de miles de civiles con tal de poder seguir sacando beneficio económico.

Más de 6.000 civiles han muerto durante los tres años que han transcurrido desde el inicio de este conflicto y más de 50.000 personas han resultado heridas; a lo que se suman los tres millones de desplazados internos y las más de 22 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.