Donald Trump, presidente de Estados Unidos, plantea exigir a los países en los que tiene bases militares pagar los costes de los despliegues. En caso de aprobar la propuesta el país norteamericano exigirá a los estados con cualquier tipo de base militar estadounidense pagar los costes de la estancia de la armada allí y, para ello, ha solicitado al departamento de defensa un informe para calcular la cantidad que cada país debería pagar a esta gran potencia.

Además de hacer pagar la estancia de los militares, el cobro se incrementará en un 50 por ciento por “el privilegio” de tener al ejército en tal territorio. En cambio, en caso de que las políticas del país sean acordes a los intereses de EEUU, se hará un descuento.

En el caso de España, hay dos instalaciones permanentes gracias a un convenio firmado en 1988 entre Felipe González y Ronald Reegan: Rota, en Cádiz, y Morón, en Sevilla. El acuerdo ha sido enmendado en diferentes ocasiones y permanecerá vigente hasta mayo del 2021.

Por un lado, Rota es una parada de aviones de carga y todo tipo de buques, aparte de cuatro destructores que forman parte del sistema antimisiles de la Alianza Atlántica. En total cuenta con 4250 mitilares y 1000 civiles.

Por otro lado, en Morón se encuentra la fuerza especial tierra aire de respuesta de crisis. Por lo tanto, hay 600 marines y espacio para 2000 militares, 500 funcionarios y 36 aeronaves para casos de emergencia.

La idea de Trump forma parte de las medidas para que los países de la OTAN inviertan al menos un 2% del PIB en defensa, que en España es solo el 1% actualmente, para así fortalecer el dominio y la amenaza del bloque estadounidense y europeo sobre el resto.