La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos está considerando subir las tasas arancelarias de las mercancías agrícolas tanto españolas como de otros países de Europa llegando al 100%.

Actualmente están establecidos en el 25%, de acuerdo con lo impuesto desde Washington en el Registro Federal. Hace dos meses, el 18 de octubre, estados unidos empezó a establecer un impuesto del 10% a las importaciones de mercancías de aviación civil con origen de Francia, Alemania, España o Reino Unido en reparación por los impuestos retribuidos por Airbus.

De igual manera, también se empezó a establecer una tasa del 25% a productos agrícolas y otras importaciones del total de la Unión Europea. En el listado de materias se hallaba el aceite de oliva, las aceitunas o el queso fresco de origen español, al igual que el vino y el queso francés, el whisky y los dulces ingleses o productos de repostería y el café alemán.

En concreto, la organización encabezada por Robert Lightizer ha iniciado un tiempo de consultas que finalizará el próximo 13 de enero de 2020 en el cual los contendientes con interés van a poder enviar apuntes sobre si los productos tienen que estar gravados o si las tasas se tendrían que establecer hasta el 100%.

El anterior mes de octubre, el Banco de España señaló que el aumento de los impuestos arancelarios a materia agroalimentarios de España provocaría una bajada de las ventas, se estima en al menos un 12%, lo que provocaría una pérdida de 95 millones de euros.

Por su parte, los expertos de Aduanas, personificados en Gestha, dijeron que los cerca de 700 millones de euros de algunas exportaciones de España soportarían un nuevo valor arancelario cercano a 120 millones de euros.