El pasado viernes la universidad Johns Hopkins publicó el balance de muertes y contagios por coronavirus en EEUU actualizado, sumando 50.000 las muertes y más de 870.000 infectados.

Los últimos datos publicados ponen de manifiesto que ha habido 50.031 fallecidos, para ser más exactos, y más de una sexta parte de éstos han sido en el estado de Nueva York, que se sitúa como el foco principal de la pandemia a nivel nacional, con 16.388 muertos.

El balance facilitado por la prestigiosa universidad estadounidense también ha registrado 80.937 personas que han superado la enfermedad. Por otra parte, estos últimos días se ha dado un claro aumento en el número de tests realizados, aproximándose a los 4,600.000.

Al margen del parámetro sanitario, humano y social; en lo referente a la economía, los Estados Unidos registran, sumando los datos de las últimas semanas, alrededor de 26’7 millones de empleos destruidos.