La Justicia balear ha sancionado a una empresa en Ibiza, que según la Inspección de Trabajo realizada en julio del año 2017, las empleadas debían hacer hasta veinte habitaciones en ocho horas. Concretamente ha sancionado a una empresa hotelera, propietaria en la isla de tres establecimientos, con 8.196 euros por no analizar individualmente las condiciones de trabajo de estas empleadas.

La Inspección de Trabajo sancionó a la empresa tras estudiar detenidamente cómo trabajaban las camareras de pis o. Todo comenzó cuando un Inspector de Trabajo y Seguridad Social realizó hace ya casi dos años una visita a los hoteles de este grupo turístico cuya labor consistió en hablar con dos empleadas, visitar una de las habitaciones y calcular el trabajo que tenían que realizar las camareras de piso para limpiar cada estancia. Además, también se tuvieron en cuenta las condiciones del material e instrumentos que utilizaban.

De esta forma, se dio cuenta de que cada trabajadora limpiaba al día una media de 18 a 20 habitaciones. El inspector explicó también que las trabajadoras se veían obligadas a manipular cargas a mano y a realizar su trabajo en posturas forzadas. De esta forma, el inspector procedió a sancionar a la empresa por no analizar individualmente las condiciones de trabajo de las empleadas de piso . La compañía recurrió en los tribunales argumentando que las camareras de piso estaban contratadas a través de una tercera empresa y que esta era la responsable de sus condiciones. El juzgado balear, tras hacer un cálculo de las habitaciones diarias que limpian las mujeres, ha ratificado la multa.

Cabe destacar que esta es la primera condena en Baleares a un hotel por la explotación de las camareras de piso.