Fallece-Trabajador-Guipuzcoano
Fuente: Ahora Córdoba

Según ha podido saber La Raíz, un trabajador guipuzcoano falleció el pasado 3 de septiembre en un accidente laboral en la localidad alemana de Markendorf, después de que sufriera una caída de altura cuando realizaba trabajos de colocación de paneles solares para la empresa donostiarra Eraiki Prest, subcontratada por Enova Construction CVBA.

Ante este suceso, notificado por el sindicato vasco ELA, se han denunciado ante el Departamento del Trabajo del Gobierno Vaco «múltiples incumplimientos relacionados con el mismo, producido en una situación de absoluta precariedad y ausencia total de medidas de seguridad». También han exigido que «se adopten inmediatamente medidas públicas de control frente a este tipo de práctica abusiva que solo busca el ahorro de costes a costa de la salud y la vida de las personas trabajadoras».

En lo que va de año, en Euskal Herria son ya 47 los trabajadores fallecidos en sus puestos de trabajo, siendo 20 de ellos en los últimos dos meses, lo que evidencia las consecuencias que puede llegar a tener la estacionalidad del trabajo en nuestro país. En toda España en los primeros cinco meses del año se han computado 250 trabajadores fallecidos por accidente laboral, suponiendo un aumento del 1,6 % respecto al año pasado. Según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, cada día dos personas fallecen por un accidente laboral, 11 sufren un accidente grave, 1.391 un accidente leve y 1.954 un accidente que no causa baja.

Como siempre, las medidas tomadas por los sucesivos gobiernos han sido incapaces de dar la vuelta a esta situación. Los accidentes laborales, aunque llegue a sonar políticamente incorrecto, suponen beneficios privados para las empresas, las cuales eluden sus responsabilidades sociales y la toma de medidas necesarias con tal de mantener sus ganancias. ¿Hasta cuando estamos dispuestos a aguantar?