falsa redistribución riqueza
Fuente: La Vanguardia

Es curioso como las empresas se han aprovechado de épocas de crisis para justificar un mayor grado de explotación sobre los trabajadores. Todo se “explicaba” porque las empresas tenían menos beneficios. Sin embargo, los beneficios de muchas grandes empresas no solo no disminuyeron, sino que aumentaron exponencialmente

Pero no solo sacaron provecho de esto, sino de una reforma fiscal “justificada” por la crisis económica que causa que haya aún más evasión fiscal; esta vez por la vía legal, ya descaradamente . Esto causa que el conjunto de empresas españolas tributen menos de la mitad de lo que ingresan. El sistema permite trucos legales para evadir impuestos archiconocidos: los paraísos fiscales son el mejor ejemplo, también las generosas “donaciones” que permiten desgravarse millones de euros, que en definitiva tanto unos como otros son amparados por el Estado, gobierne quien gobierne.

En definitiva se desvía un dinero público equivalente a entorno al 6 por ciento del PIB del país. La llamada economía sumergida, aquella actividades que no se realizan por la vía legal y que por lo tanto no tributan, está al rondo del 20% moviendo un total de más de 200 millones de euros, mientras no paran de sucederse promesas y reformas de todos, PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos…

La supuesta promesa de la redistribución de riqueza de partidos como Podemos es una mentira, un falso engaño, que no hace más que rebelarse día a día, no hay garantía de redistribución con los parásitos que viven del trabajo ajeno, gobierne quien gobierne.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.