Amancio López Seijas, presidente de Hotusa y propietario de las marcas Eurostars y Exe, ha logrado su crecimiento gracias a las subcontrataciones y los recortes de personal aplicados tras la reforma laboral establecida por Rajoy, con el que comparte una estrecha amistad. 

El holding Hotusa (Hoteles Turísticos Unidos S.A.), uno de los principales grupos hoteleros de España tanto por facturación como por número de habitaciones, utiliza un modelo común de gestión de sus hoteles, en los que primero alquila la propiedad para después comprarla, no obstante, para lograr este ritmo lleva a cabo numerosos recortes de plantilla. Modelo con el cual ha logrado multiplicar por cinco sus beneficios y su facturación en los últimos nueve años. 

Además de la disminución de personal, lo que ocurrió en unos de sus hoteles (Hotel la Toja, en Galicia) fue que, tras los despidos (pasaron de 78 empleados a 35), los que quedaron sufrieron un cambio en sus contratos indefinidos para pasar a ser fijos discontinuos, según datos de Comisiones Obreras. 

Por lo que respecta a las camareras de pisos, el hotelero utiliza la metodología de la externalización de sus contrataciones para así abaratar todavía más los gastos de personal. No obstante, en el mencionado hotel, no todas aceptaron las condiciones y una de ellas se ha convertido en la presidenta de Las Kellys en Galicia. 

Sin embargo, los casos de conflictos entre trabajadores y el grupo hotelero no se limitan al Hotel la Toja, ya que, según afirma CC.OO. representa a la perfección la peor parte del modelo turístico. Así mismo, este sindicato es el que más conflictos acumula con Hotusa. 

Cabe señalar que López Seijas no solo gestiona casi 200 hoteles en todo el mundo, si no que también controla toda la cadena del negocio turístico, ya que cuenta con una central de reservas (Restel) y con una comercializadora (Keytel), con lo que llega a ingresar mil millones de euros al año.