El presidente del Gobierno en funciones insta a los líderes independentistas a recapacitar para recuperar el bienestar económico y social catalán. 

En el acto de cierre del Foro La Toja, Vínculo Atlántico, Sánchez hizo mención a la situación en Cataluña, hablando sobre que “se está gastando demasiado talento, energías y afectos en corregir problemas que no deberían haber existido”. 

Ha tildado también de “grave error” que los principales líderes y figuras públicas del independentismo catalán no hayan sabido “entender el mundo en que vivimos” y lo único que hayan conseguido sea “quebrar la convivencia para retroceder, dilapidar el esfuerzo y el talento que se debería haber empleado en resolver los verdaderos desafíos de la sociedad catalana”. 

Los puntos clave en los que se ha centrado han sido dos: la situación económica de la región, la cual, según Pedro Sánchez no ha podido “recuperar el pulso” desde antes de 2017, habiendo descendido las inversiones extranjeras y las tasas de crecimiento; y el segundo punto ha sido la legalidad: “romper la ley, y pedir a los ciudadanos que la desobedezcan es repetir los errores de ese proyecto político ya naufragado”.