Como consecuencia de la crisis del coronavirus y de las medidas que está tomando el Gobierno para mitigar el impacto económico, se está provocando la salida de los bancos de España de muchos adinerados. El destino predilecto es Luxemburgo, una de la mayores plazas bancarias de la Unión Europea.

Estas últimas semanas se ha disparado el número de cuentas bancarias abiertas por ciudadanos españoles en el territorio, hasta triplicarse.

El mensaje que ha podido ser la principal causa ha sido el de Pablo Iglesias, del pasado 29 de marzo, en el que expresaba que toda la riqueza del país debe estar subordinada al interés general, lo que tan solo es la cita del artículo 128 de la Constitución, pero sembró el debate. A pesar de que la tendencia era anterior, desde ese tuit se disparó.

Otro de los destinos ha sido Suiza, que ofrece además la ventaja de no pertenecer a la Unión Europea y mantener su moneda.

Los bancos que están recibiendo estos fondos son Lombard Odier, Pictet, Andbank, y otros. Además, hay bancos españoles con licencia para operar allí, entre ellos Banca March desde 2012 y Caixabank desde hace tan solo una semana.

El máximo responsable de un banco internacional, que desea conservar su anonimato, reconoce estar recibiendo peticiones de clientes para llevarse el dinero fuera por miedo a las medidas que se puedan tomar en el país.