José Luis Ábalos, ministro de Fomento en funciones, ha afirmado que no tolerarán “ningún tipo de desobediencia” por parte de los grupos independentistas.

Durante su visita al Salón Náutico Internacional de Barcelona, Ábalos ha declarado a los medios la intención del Gobierno de mostrar firmeza ante cualquier altercado en relación al movimiento independentista catalán: “Evidentemente, no vamos a aceptar ningún tipo de desobediencia. En ningún caso”.

En este ámbito no sólo hablaba sobre los actos políticos; cualquier acto civil que suponga el incumplimiento de la ley: “Hay muchas formas de intentar burlar la legalidad. Buscándose coartadas de carácter ideológico. Pero, afortunadamente, el derecho positivo nada tiene que ver con el natural, que daba tanta arbitrariedad porque justificaba la razón personal”.

Para concluir, ha afirmado que el Artículo 155 de la Constitución sólo se aplicaría en caso de necesidad, y afirma, refiriéndose a Albert Rivera y Ciudadanos, que “el hecho de que utilicen un mecanismo que la Constitución permite es una instrumentalización espuria de lo que la Constitución plantea”.