Vladimir Putin ha expresado   en un telegrama diplomático su fiel apoyo  a Bashar al Assad para conseguir  la “derrota definitiva” de las “fuerzas terroristas”, entre ellas, la oposición al  régimen de la dinastía al Assad.

Así  lo ha expresado en el telegrama enviado este domingo por el 75 aniversario de las relaciones entre ambos gobiernos. El presidente ha declarado que: “Rusia seguirá proporcionando asistencia al Gobierno y al pueblo de Siria para defender su soberanía e integridad territorial, garantizar la seguridad nacional y la restauración en el posconflicto”.
Rusia es hoy por hoy uno de los principales aliados internacionales del régimen de Al Assad. La actuación de las tropas rusas sobre el terreno han significado para el régimen sirio lograr volver a controlar la  mayor parte del país. Gracias a la actuación rusa desde abril, el gobierno sirio intenta vencer al último bastión opositor en Idlib.
Según informa la prensa rusa, el presidente ha querido denotar los aspectos positivos de tal alianza, afirmando que “el continuo desarrollo de los vínculos ruso-sirios responde a sus intereses conjuntos y se encauza hacia la consolidación de la paz y la estabilidad regional e internacional”

La dinastía  Al Assad, en otro telegrama diplomático, ha elogiado al país aliado : “El pueblo sirio valora la valentía de los héroes rusos que han contribuido eficazmente a combatir el terrorismo en territorio sirio”

Así como informa  la agencia de noticias oficial SANA, la dinastía Siria defiende que Rusia es “una superpotencia por su respeto al Derecho Internacional, la no interferencia en los asuntos internos de los estados y su trabajo a favor de la seguridad y estabilidad en todo el mundo, al tiempo que promueve los valores del amor y la paz frente al terrorismo y el extremismo”.

Al assad asegura: “En Siria, siempre hemos estado y seguiremos estando seguros de nuestras relaciones con Rusia, ya que están construidas sobre la sólida base de la confianza y el respeto mutuos” además  para acabar, ha expresado los deseos de la familia al Assad de “profundizar las en todos los ámbitos de modo que beneficie a ambos países”.