Guerra-Ucrania-Donbass
Fuente: reuters

La guerra en el Donbass, la zona este de Ucrania, no cesa. En la línea del frente continúan los enfrentamientos y el fuego cruzado entre los dos ejércitos, el de Ucrania y el de las repúblicas de Lugansk y Donetsk.

En una serie de acusaciones cruzadas entre representantes de los dos ejércitos, se inculpan mutuamente de violar los acuerdos de alto al fuego y lanzar diversos ataques que no han causado víctimas. A día de hoy se contabilizan en la guerra de Donbass casi 50.000 muertos entre civiles y militares de ambos bandos, así como unos 850.000 desplazados, principalmente de Ucrania a Rusia.

A pesar de los acuerdos de Minsk firmados entre las diferentes partes en conflicto, que conllevaban la retirada de armamento pesado, liberación de prisioneros de guerra y reformas constitucionales en Ucrania que debían acompañar al acuerdo, la guerra en Donbass sigue latente. Los combates continúan, los toques de queda siguen vigentes en Donets y Lugansk, así como la batalla en el frente.

Desde el golpe de estado orquestado por EEUU y la UE en 2014 y el inicio de las hostilidades entre Ucrania y los partidarios del este de su adhesión a la Federación Rusa, la guerra en la zona del Donbass continua y parece estar lejos de solucionarse.

La última cumbre de la OTAN celebrada recientemente en Bruselas ha servido para constatar el enfrentamiento entre los dos bloques, el ruso y el de EEUU y la UE, que pugnan por el control del territorio, los mercados y recursos en Europa.

Mientras Putin reafirmaba hace poco en medios de comunicación rusos que seguirá brindando apoyo y asistencia a la RPL y a la RPD en el Donbass, los países aliados de la OTAN se centraron en su última cumbre en unir fuerzas por asegurar la soberanía territorial de Ucrania, entre otros países, y crear unidades militares de reacción rápida frente a posibles enfrentamientos militares con Rusia.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.