hazte oír, lobby, aborto
Fuente: CitizenGo.

La plataforma CitizenGo, creada en 2013 por la organización ultracatólica Hazte Oír, ha jugado un importante papel en el resultado de la votación respecto al aborto en Argentina, el cual ha terminado con el rechazo de la nueva ley propuesta.

Durante los días previos a la votación final por parte de los diputados, la organización se dedicó a poner carteles, vallas publicitarias e incluso anuncios en los medios de comunicación en contra del apoyo a la ley. Incluso en muchos casos se ha referido directamente a ciertos políticos que estaban “inciertos”, demostrando así que los lobbys, las empresas y todos los trapicheos que se encuentran tras ellos son los que realmente tienen la capacidad de decidir sobre el parlamento de un país y de que éste de su apoyo siempre a lo más reaccionario mientras de la espalda a los trabajadores.

La organización Hazte Oír, la cual la vemos una y otra vez metida en polémicas por sus mensajes reaccionarios en contra del aborto y de la homosexualidad, entre otros del mismo calado, cuenta con el apoyo económico del gobierno desde que en 2013 el ex ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, decretara la distinción de “utilidad pública” para la organización, pudiendo desgravar así el 75% de sus ingresos.

Queda así demostrada la relación que existe entre el gobierno y la organización, a la cual pertenecen arzobispos distinguidos de la iglesia española hasta políticos y empresarios, defendiendo toda clase de ideas retrógradas con total apoyo por parte del Estado, sin importar que éste se tilde acofensional o que le gobierne un partido que se haga llamar progresista.