Suben las cuotas hipotecarias y Madrid y Cataluña van a ser las que más lo van a notar. Esto se materializará en casi 70 euros anuales más para Madrid y unos 63 para Cataluña. El hecho de que el Euríbor bajara por segundo mes consecutivo no ha implicado una bajada también en los pagos hipotecarios.

A día de hoy, los sueldos bajos es lo más común entre los trabajadores cosa que dificulta enormemente el pago de una hipoteca haciendo que esta se convierta en parte de la vida de una familia trabajadora.

Tampoco se puede pretender que la mayoría de la población pueda pagar un piso sin tener que pedir una hipoteca, pues la precariedad y el paro forzoso hace mella más que nunca entre las familias trabajadores.

A día de hoy, la gran mayoría de la población opta por el alquiler de una vivienda frente a la compra de esta. Lo que se encuentran al buscar una vivienda para entrar a vivir son los desmesurados precios de alquiler incluso en las periferias de las ciudades, fenómeno muy notable tanto en Madrid como en Barcelona, donde el turismo ha expulsado a sangre y fuego a gran parte de los habitantes de la ciudad hacia la periferia.

Mientras, los políticos se cuelgan medallas diciendo que votándoles se va a solucionar el problema de la vivienda, pero mientras pactan con especuladores y salvan a bancos con dinero público, los mismos que echan a las familias obreras de sus casas.​