49 000 obreros del sector del metal llamados a la huelga de 5 días no consecutivos en Vizcaya por los sindicatos mayoritarios.

Ante la negativa de la patronal de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores mediante un nuevo convenio colectivo del sector del metal, cuya última reforma fue hace ya 8 años, los sindicatos ELA, CCOO, UGT, y LAB llamaron la semana pasada a la huelga los días 23 de mayo y el 6, 7, 20 y 21 de junio. Se estima que entre empresas grandes, medianas y pequeñas son 49 000 trabajadores los de dicho sector, ya que los que tienen un convenio propio también están llamados a movilizarse.

Estas son algunas de las reivindicaciones que hace la plataforma, compuesta por los elementos centrales, que deben ser objeto de negociación del convenio:

-Subida salarial del IPC más 2 puntos en tablas y del IPC más 1 punto en sueldo real.

-Pago de atrasos desde enero de 2018.

 -Reducción de jornada de 8 horas anuales.

 -Derecho de subrogación.

-Limitar la eventualidad.

-Blindajes ante los aspectos más lesivos de la última reforma laboral.

-Medidas para avanzar en la igualdad de género y la salud laboral.

A pesar de que los medios de las élites del capital hablan de que  la economía reflota, vemos que esos frutos no los recogen  los trabajadores, pues estas  reivindicaciones tan básicas para mejorar los derechos de los trabajadores nos sitúan en época de crisis capitalista. Además, los sindicatos amarillos llaman a huelgas no combativas que no afectan en prácticamente nada a los bolsillos de la patronal, como en este caso al convocar la huelga 5 días que están separados unos de otros y de manera totalmente pacífica y conciliadora.