Los presidentes de las empresas del IBEX 35 se han implicado de forma personal y económica en acabar con el proceso de independencia de Cataluña promovido por la Generalitat. 

Según han confirmado varias fuentes oficiales, siete de las mayores compañías nacionales financiaron, a petición de Mariano Rajoy, una campaña internacional por las principales capitales de Europa y ciudades de Estados Unidos para contrarrestar la propaganda del Gobierno catalán en el extranjero.

En octubre de 2017 Carles Puigdemont declaró la independencia de Cataluña y forzó la celebración del referéndum del 1 de octubre. La Generalitat utilizó sus embajadas en el exterior para plantear el debate sobre su proyecto como una lucha entre el espíritu democrático del referéndum y el totalitarismo de Madrid por impedirlo.

A su vez, Carmen Martínez de Castro, secretaria de Estado de Comunicación dentro del Ministerio de Presidencia, convoca a un desayuno a altos directivos de Banco Santander, BBVA, Caixabank, Telefónica, Repsol, Iberdrola, El Corte Inglés e Inditex. Les explica el momento tan delicado que vive España y las posibles consecuencias para el país y para las empresas del órdago independentista.

En ese contexto, la mano derecha del que era presidente español en ese momento, Mariano Rajoy, les pide que contribuyan a neutralizar la campaña mediática de la Generalitat en una operación que se estructuraría a través del Real Instituto Elcano, cuyo presidente de honor es el rey Felipe VI.

Fuentes de las empresas financiadoras, que oficialmente han declinado hacer ningún comentario, explican que la situación particular de España exigía una respuesta contundente y que el Real Instituto Elcano era y es una organización respetada a nivel internacional para exponer al mundo que en el país se respetaba el orden constitucional.